EFICIENCIA ENERGETICA – MI VENTANA AHORRA

Es importante que el consumo de nuestra vivienda sea el menor posible y que esté preparada para que la energía generada no se nos escape y uno de los puntos fundamentales para esto es tener unas ventanas adecuadas, ya que son las responsables del 25% o 30% de nuestras necesidades energéticas.

Si nos echamos la calderilla a un bolsillo de nuestro pantalón que tiene un agujero, cuando llegamos a casa no nos quedaran casi monedas. Es lo mismo que le pasa a nuestras viviendas con la energía que generamos y que pagamos todos los meses, la perdemos sin darnos cuenta por diferentes puntos.

Recientemente nos han informado los medios de un plan de ayudas para rehabilitar las viviendas y mejorar su eficiencia energética, por lo que quizá sea el momento de plantearnos cambiar la carpintería de nuestra vivienda. Aunque lo ideal es consultar con un técnico adecuado las mejores opciones para nuestra vivienda y ponerte en sus manos; vamos a analizar algunas de las posibilidades que existen para cuando os llegue el momento.

Una ventana se compone de tres elementos: el marco de la ventana, la superficie acristalada y la caja. La calidad de la ventana depende del correcto diseño del sistema, de los materiales seleccionados y de las juntas, hay que recordar que el acristalamiento también juega un papel importante. Pero de nada sirve gastar dinero en un buen material en el marco o en el vidrio, si nos entra aire por el tambor de la persiana, no se puede dejar de considerar el aislamiento de la caja, a menudo el punto débil del «paquete de ventana». Para aislarla, es necesario que alrededor de la persiana haya al menos dos centímetros de espacio para instalar un elemento aislante y que el cierre del “cajón” sea correcto.

Transmitabilidad térmica de las puertas y ventanas Fuente © Mecanismos de transferencia de calor a través de acristalamiento en https://www.homepower.com

Una vez tengamos un buen conjunto de ventana, tu técnico se encargará de supervisar y vigilar la colocación y la integración en el cerramiento de fachada para que no se generen puntos de filtración o puentes térmicos en ese encuentro.

Un vidrio aislante, o cámara de vidrio, está formado por dos o más hojas de vidrio plano unidas por un marco espaciador de material metálico perfilado (comúnmente conocido como cámara). El aislamiento térmico también está vinculado al espesor del acristalamiento y a la elección de materiales específicos como el argón, el criptón y el xenón, o a la utilización de materiales de aislamiento acústico en el vidrio laminado.

Hay conceptos técnicos y algo más complejos como resistencia térmica o transmitancia térmica que dependen de:

  • El tipo de vidrio
  • El tipo de marco

Pero por muy buenos que sean estos valores, lo importante es que el conjunto funcione y sea estanco.

LA FUNCION DE LAS VENTANAS Y PUERTAS

Las superficies transparentes de la envolvente del edificio son un elemento crítico para el confort microclimático y para el balance energético de los edificios.

Por un lado, las zonas acristaladas deben garantizar el contacto con el exterior (ventilación) y la entrada de la radiación solar, mientras que por otro lado, deben constituir una barrera térmica y acústica, garantizar la seguridad de las personas, el mantenimiento y la durabilidad, estos dos últimos conceptos son muy importantes en el ciclo de vida del inmueble y por tanto en la amortización de la inversión.

La visión externa y la presencia de la iluminación natural, por otra parte, son psicológicamente importantes para mejorar el bienestar visual, la productividad y el estado de ánimo de las personas, así como para promover el ahorro energético atribuible a los sistemas de iluminación. Sin embargo, es necesario evitar el deslumbramiento directo o el reflejo de los ocupantes debido a la penetración incontrolada de la radiación solar. Por ello, es importante que nuestro técnico nos ayude a elegir los sistemas de acristalamiento más adecuados al contexto climático y las tareas que se van a realizar en esa estancia.

Algunos requisitos que tienen que cumplir las ventanas:

• Iluminación: las ventanas permiten que la luz entre en nuestra habitación y la utilicemos según las necesidades, corresponde al diseñador adaptar la superficie acristalada al tamaño de la habitación, al uso y al soleamiento del espacio.

•  Impermeable: la ventana debe proteger el interior de las inclemencias del tiempo, del viento, de la lluvia, de la nieve, del calor…..; la protección contra las inclemencias del tiempo es la función fundamental para controlar los costes de climatización (calefacción y refrigeración ) y para proteger el ambiente interior de las impurezas y los contaminantes, haciéndolo limpio, habitable y sano.

•  Resistencia mecánica: las ventanas deben tener una buena resistencia mecánica y soportar los distintos esfuerzos, especialmente los debidos al viento.  

•  Aislamiento térmico: deben proporcionar un buen comportamiento energético para garantizar el confort térmico y evitar pérdidas controlando así los costes de calefacción y refrigeración.

•  Ventilación: cada habitación ocupada por personas debe estar constantemente ventilada; especialmente ahora en tiempos de COVID. La ventana está diseñada para asegurar el correcto intercambio de aire con el exterior y conviene que posea ventilación o micro-ventilación para; reoxigenar el aire y eliminar el dióxido de carbono, diluir lo olores generados en el espacio interior, reducir la humedad del aire y evitar condensaciones y moho, y cumplir con la normativa específica como el CTE.

Todos estos conceptos serán estudiados por el técnico que analice el ahorro energético de tu vivienda.

Y, aunque estas no intervienen en el ahorro energético, si influyen en el confort de los usuarios:

•  Seguridad: las ventanas y puertas deben garantizar la seguridad adecuada contra la posible entrada de personas y/o animales

•  Estética: existe una amplia gama de colores y acabados que se adapta a cada necesidad y a espacios interiores y exteriores.

•  Insonorización: las luminarias deben proteger a los ocupantes del ruido procedente del entorno exterior

MATERIALES DE VENTANAS Y PUERTAS

Hay muchos tipos de ventanas en el mercado. Los principales materiales utilizados son madera, PVC, aluminio y materiales mixtos.

Ventanas de madera

Se han utilizado durante siglos y todavía representan gran parte del mercado de la construcción residencial que esta sin rehabilitar. Las características térmicas están relacionadas con el tipo de madera utilizada y el grosor del perfil. Antiguamente necesitaban mucho mantenimiento, pero con la introducción de nuevos productos de acabado, ha mejorado la estabilidad y la durabilidad del producto, así como el uso de materiales sintéticos y juntas naturales para reducir la alta permeabilidad del aire que tenían los diseños iniciales. El material en sí mismo, tiene bastante resistencia térmica, el punto débil son las juntas de cierre de la hoja sobre el cerco, por eso es importante estudiar bien la sección y el perfil a utilizar. Este material suele elegirse por su valor estético

Ventanas de PVC (cloruro de polivinilo)

Están formados por perfiles huecos de varias cámaras, unidos por soldadura y reforzados con perfiles metálicos. Su difusión está ligada a las buenas características térmicas y acústicas, al bajo mantenimiento y a la multiplicidad de soluciones geométricas. Este material es muy utilizado en el norte de España y en Europa.

Ventanas de aluminio

Las características térmicas de los marcos metálicos son bastante limitadas para los productos tradicionales, mientras que se vuelven más interesantes con soluciones de rotura de puente térmico. En los productos tradicionales, el bajo rendimiento depende de la alta conductividad de los metales en general, que no ofrecen una gran resistencia a la transmisión de calor. En los sistemas de rotura a puente térmico, todo esto se evita fabricando perfiles huecos para aprovechar las capacidades aislantes de las cámaras de aire, y rompiendo la continuidad del metal con elementos aislantes, generalmente de material plástico. Si tu elección es aluminio, necesariamente tiene que ser con RPT (rotura a puente térmico), es la única manera de invertir bien nuestro dinero.

Ventanas mixtas

Es uno de los sistemas más ventajosos, dado por la combinación de madera y aluminio, en el que los dos marcos se atornillan entre sí. Los perfiles de aluminio se utilizan principalmente en el exterior para aprovechar su resistencia a los agentes atmosféricos, mientras que en el interior se prefiere la madera por su aspecto estético, sus buenas propiedades de aislamiento térmico y dar sensación de más agradable gracias al efecto «caliente».

TIPOS DE VIDRIO

Los vidrios simples y finos se han desestimado y casi han desaparecido de la producción de ventanas y puertas, casi relegados para reposiciones y han sido sustituidos por vidrios con cámara. El acristalamiento está formado generalmente por dos o tres láminas de vidrio separadas por espacios libres (cámaras), generalmente llenos de aire u otros gases.

Las placas pueden ser de vidrio monolítico o de vidrio laminado, compuestas por dos láminas pegadas realizadas con materiales plásticos (butiral de polivinilo PVB), que aumentan su resistencia y pueden ser traslucidos o transparentes y pueden tener colores o dibujos. En el vidrio laminado, en caso de rotura, no se desprenden los trozos de vidrio y si tiene más o menos láminas tendrá más o menos protección a choques o impactos.

La estructura del vidrio se indica normalmente con 3 números, como «4/9/4+4», que indica que el vidrio interno tiene un espesor de 4 mm, la cámara es de 9 mm y el vidrio externo es doble compuesto por dos vidrios de 4 mm. de espesor.

Como los espesores y los materiales utilizados varían, el rendimiento energético del acristalamiento varía. La presencia de la cámara d aire es un factor fundamental para mejorar el flujo térmico entre el interior y el exterior. La cámara intermedia está sellada herméticamente y o bien esta deshidratada o se pueden introducir gases nobles (más pesados que el aire) como el argón y el criptón en lugar del aire. Estos reducen aún más el flujo de calor de una placa a otra.

Una vez vista la composición del acristalamiento, podemos elegir entre diferentes tipos de vidrio:

Vidrio bajo emisivo: específicamente diseñado para evitar el intercambio de calor a través de su lámina. Es posible reflejar hacia el interior parte del calor emitido en forma de radiación térmica de los cuerpos contenidos en las zonas habitadas, reduciendo considerablemente la pérdida de calor, similar a lo que sucede con un espejo que refleja una radiación puramente luminosa. Puede combinarse en doble o triple acristalamiento y crear carpinterías muy eficientes. Pero este acristalamiento lo tiene que estudiar bien el técnico, porque si tenemos mucho soleamiento y poca ventilación, se puede crear efecto invernadero y acumular mucho calor en nuestro habitáculo.

Vidrio con control solar: Controlan la radiación solar que penetra al interior de nuestra vivienda. Ideal para zonas muy soleadas en verano, Igual que en el caso anterior, no se puede abusar de este vidrio y nuestro técnico analizará la orientación, ya que en estaciones frías ese “control solar” puede ser contraproducente y al evitar que se caliente el interior de nuestro espacio nos impide aprovechar ese aporte energético que en invierno nos puede ayudar a alcanzar la temperatura de confort.

TIPOS DE APERTURA

Atendiendo a la funcionalidad y a la estética, existen varios tipos de apertura que igualmente se adaptaran a nuestras necesidades y usos:

Fija, un marco acristalado

Batiente o practicable, la más utilizada (junto con la corredera), una o dos hojas giran sobre el marco lateral.

Oscilo-batiente, la hoja se abre sobre el marco lateral y sobre el marco horizontal permitiendo la apertura superior de la hoja sin invadir el espacio interior. Buena opción para la ventilación manual diaria. Apertura muy utilizada en la actualidad.

Corredera, una hoja se desliza sobre un carril de forma paralela a la otra hoja. No invaden el espacio interior pero son menos herméticas que otros sistemas. Una variante más eficiente energéticamente es la osciloparalela, en la que las hojas cierran en el mismo plano y la hoja que se desliza, se mueve hacia el interior de la vivienda para poder solaparse con la otra hoja.

Plegable, permite la apertura total del hueco, tipo acordeón. Energéticamente nos son muy eficientes ya que tiene muchas juntas de cierre y no son muy herméticas.

Pivotantes, la hoja gira sobre une eje (horizontal o vertical) en el centro del marco.

PUENTES TERMICOS

Como comentaba al principio del artículo, es muy importante evitar en nuestra vivienda los puentes térmicos.

La correcta aplicación del aislamiento térmico es una condición esencial para conseguir los efectos deseados de ahorro energético, reducción de costes y aumento del confort. Los puentes térmicos deben ser evitados, ya que no sólo resultan en una pérdida de energía, sino también en problemas técnicos como la formación de moho causado por la condensación; crean una resistencia mínima al flujo de calor y diferente al elemento contiguo, baja la temperatura de la superficie y la humedad interior se condensa en ese punto.

Para el aislamiento térmico de los cerramientos de los edificios (que comentaré en otros artículos) son determinantes coeficientes de los diferentes materiales y la ejecución de los mismos, de ahí la importancia del técnico que controle la ejecución. Las configuraciones de los detalles varían de un edificio a otro y deben ser analizadas por un técnico especializado. También hay que tener en cuenta que las configuraciones de los detalles se vuelven más relevantes a medida que el aislamiento térmico del edificio es mejor.

Como veis, son muchos los factores que influyen en la elección de nuestras ventanas y la combinación de ellos hace que existan miles de posibilidades, por lo que seguro hay una en concreto que se adapta a tus necesidades y gustos, y sobre todo, que mejore la eficiencia energética de tu vivienda evitando las perdidas calóricas y aprovechando también al máximo, el aporte de energías renovables como el Sol.

Si estás pensando en disminuir el gasto de climatización de tu vivienda, las ventanas es uno delos puntos donde primero debes invertir, consulta con un técnico cualificado para que te asesore y estudie tus posibilidades y la amortización de tu dinero y aprovecha los diferentes tipos de ayudas (municipales, autonómicas, nacionales y europeas).